Monday, May 12, 2008

Poem written by Sergio Ortiz, translated by Rania S. Watts

De nouveau, la mort doit ici visiter.
Sa main prête à réviser les déchirures
de quoi j'ai perdu entre les lignes
de mon dernier chant.

La mort, où vous a faits cache la voix
cela durcit mes mamelons?
Vous vous êtes déshabillés pour me montrer la virilité
avec lequel vous espérez arracher le soleil
le feu, humilié par le contour de mes veines.

Cet arbre est prêt pour sa nouvelle croissance,
encore je ne veux aucune limite à votre contact.
La mort, je sais que vous voulez que je revienne
la visite, mais je ne dors pas bien dans les bras
d'une disparition.

Nota Sobre la Mesa

Quiero que lo sepas:



Amor que ricos estaban

Los mangos que dejaste

Sobre la mesa, tan frescos,

Dulces, maduritos.



Gracias por el café.

No olvides que Enrique y los muchachos

Vienen esta noche

A tomarse unas cervezas,

Con las chicas.


Ángela llamo, dice que Miguel

Salio bien en todos los exámenes.

Parece que ya no hay

Que preocuparse por

El cáncer.

Necesito de ti

Necesito de ti

tu mirada más tierna.

Pues no puedo vivir

sin poder describir

tu sonrisa de reina.

Yo no quiero acabar

cabalgando a oscuras.

Mientras juntos, mi amor,

cosechamos ternuras.

Los retoños felices,

que del vientre afloraran,

hoy son nuestra dulzura,

nuestras joyas doradas.

Necesito, mi reina,

tu mirad más tierna.

Necesito de ti.

Tegucigalpa


Llegue volando, desde el gris de la memoria,

a los pinos más hermosos que continúan pintando

la sal de mis perladas nubes.

Todavía no he podido dejar de inhalar tus fragancias;

la Catedral donde cante villancicos


en francés mientras brisas soplaban

alegres, acogidas a manos inocentes.

No he dejado de despuntar el revuelo

de las aves marcando tu alba,

y el crepúsculo, con su trova.


Allí supe cuando el sol cristalizaba, cuando la luna hechizaba

mi vasija rota, acostada sobre el mirador de la melancolía.

Blog Archive

Followers