Saturday, June 08, 2013

Hacia adentro


Hacia adentro


Llegaste a mi vida                                       
removiéndome el polvo
de los años,
inundando el corazón
de muelles.

Ahora el mutismo
es la fórmula de tu arrogante
orgullo, y tus surcos
enredan mis pasos.

*

Yo caminaba
a ciegas
sobre mi propia senda
ceñido en el misterio
de no ser hembra.

*

Mi isla abrió de nuevo
sus heridas
para hacerme ausencia
en tus palmeras.

¿Dónde está la muerte?
¿En qué agujero acompaña
al juego de luces de una vela?
No quiero este tiempo repetido,

ni el tímido silencio de una dalia. 

No comments:

Post a Comment

Blog Archive

Followers