Thursday, August 11, 2016

Un poco de quebrante



Un poco de quebrante


Quisiste jugar
y por eso
me abriste la boca
habitándome
como un tormenta
de azufre.
Cada beso
me hizo distinto.
No pude marcharme
a dormir,
me quede en el silencio
arruinado
por labios perfectos.
¿Dónde está tu casa ahora
que te he dicho adiós?


No comments:

Post a Comment

Blog Archive

Followers