Tuesday, February 16, 2010

Dedicatorias


Al enemigo:
un cara a cara.

Al insomnio:
peras o manzanas, una zanahoria dulce.

A la espera:
un celador Sur Africano blanco dormido sobre una mina
de diamantes.

Al salón de clases:
un reloj, la sobriedad del agua.

A la lejanía:
lo que recuerdo de Omar,
un resplandor sigiloso, desnudo
y húmedo en lo más profundo
de mis pupilas.

Al amor:
una tregua, y otra tregua.



©   Sergio A. Ortiz febrero 16 del 2010

No comments:

Post a Comment

Blog Archive

Followers


Typying