Thursday, July 08, 2010

Criminales: Criminals (in both languages)


El 27 de diciembre, del 2009 me dio un infarto.  Fui al Hospital del Maestro y casi me asesinan en Emergencias Médicas.  El primer día, después de casi once horas, me enviaron a mi casa.  El segundo día se tardaron once horas más en atenderme en su sala de Emergencias Médicas.  Tuve que ponerme a gritar improperios.  Me pasaron a un cuarto y allí una enfermera, que después supe que en su guardia ya habían pasado las mismas cosa, me robo 90 dólares cuando me fui a bañar.  No hicieron nada por investigar el asunto.  Cuando fui a pedirle cuentas al administrador del hospital tuve que llamar la policía y con todo y con eso el no me quiso entregar mi expediente.  Me dijo, y estoy citando: que se lo pidiera atreves de un abogado.  Fui a un abogado que me dijo que sin mi expediente “estaba navegando en el mar del silencio.”  Por eso le dedico esta poesía al Hospital Del (no me quiero reír pero es difícil evitarlo) Maestro.  Doña Fela estará revolcándose su tumba.  Ese hombre está arrastrando su obra por las cunetas de la amargura y la incompetencia.




Criminales

La Orquesta

Soy
esta triada que ruego por un cuarto,
este no muerto, no vivo que no sangra salvo por el clamor,
el consenso por lo que ya esta torcido, este anti-héroe.


Hospitales y Planes Médicos


Eres
esa procesión de criminales confesos, esta puta arrabalera 
capaz de asesinar por milésimas de centavos,
esta falta de sentido común, esta máquina sin piel,
este oído sordo que no disfruta, [entiende, define, visualiza]
los sonidos sensuales de un tango,
los desabridos procedimientos posoperativos
esta inexistente sala de emergencias medicas. 


A La Deriva


Soy
este elipsis, esa etiqueta electrónica de labios 
que regula lo que podemos decir, esta mano arterial tajeada,
temerosa de aterrizar en los platos de vampiros como tú. 


Lenguas Muertas


Soy, eres, somos
esa madre / ese hijo inerte / ese padre asesinado /
esa hija baleada / ese amigo atropellado que dejaste morir abandonado.


El Otoño 


Somos el futuro invierno, el infierno subtropical,
una primavera maldecida, el adiós más lento que existe, el don de la muerte.
















Criminals

The Orchestra

I am
this triad that asks for a fourth,
this not dead, not alive, that doesn’t bleed save through the clamor,
the extensive consensus, for what is already twisted, this hero.

Hospitals and Health Plans

You are
this procession of self-confessed criminals, this ghetto whore
capable of murdering for pennies,
this lack of common sense, this skinless machine,
this deaf ear that cannot enjoy, understand, define, or visualize
the sensuous sounds of a tango,
this flavorless postoperative procedure,
this nonexistent ER.

Strayed

I am
this ellipsis, this electronic lip tag
that disciplines our mouth, this open hand
fearful of landing on the vampire’s fork.

Dead Tongues

I am, you are, we are
this dead mother/ this dead son, this dead father,
this dead sister, this dead friend, because we left them alone
in their last minute.

Autumn

We are
this future winter, this subtropical hell,
this spring curse, this slow farewell, death’s gift.

No comments:

Post a Comment

Blog Archive

Followers


Typying