Monday, March 15, 2010

Un Amor





Fue bolsillo de mesa de ocho negro
para todas sus rayas,
el único que ella no se molesto en tocar.
Ablandó su permanente
aparentando
ser chico duro de campo
que sabia las reglas del billar,
periodista inverosímil de bailarinas
y gongos,
viaje bárbaro de peine fino,
no hubo otra consecuencia posible
que ser modificador de vida.
.




© Sergio A. Ortiz, 15 de marzo de 2010

1 comment:

  1. This comment has been removed by a blog administrator.

    ReplyDelete

Blog Archive

Followers


Typying